Historia del Atletismo los Juegos Olímpicos México 68 - Parte V

Actualizado: may 29

Por: Ing. Javier Gutiérrez


Si te perdiste la parte anterior Parte IV Sección 2, léela AQUI.


Preámbulo


Como vimos en artículo anterior, la Parte IV Sección 2 el esfuerzo del Departamento de Publicaciones integró de manera creativa e innovadora un logotipo contemporáneo, que incluyera nuestras tradiciones, pero que también fuera funcional, se dice sencillo, pero fue una concepción de creatividad que sólo lo podían plasmar los mexicanos, como recientemente han dicho al respecto de la Identidad Olímpica de esta edición, no sólo es una idea, si no toda una ideología, sólo con esta concepción el arte, la moda, la funcionalidad resultaron en uno de los logotipos mejor logrados.


En esta parte, veremos como el comité organizador de una audaz manera logro la construcción de la Villa Olímpica concibiendo un proyecto, que aparte de ser funcional, fuera asequible y rentable, no es por nada que México 68, de entre muchas cosas sea un ejemplo para los países que organizan una Olimpiada, de sustentabilidad, es decir; que tanto las instalaciones deportivas, como las villas tengan un plan post olimpiada y que no simplemente queden “elefantes blancos” como sombras del recuerdo de un gran evento, si somos autocríticos, casi todas las instalaciones concebidas para los Juegos de la XIX Olimpiada hoy en día son usadas, son vigentes y han sido y serán aún escenarios para la vida deportiva de nuestra ciudad capital, la Ciudad de México.


Parte V La Villa Olímpica

Uno de los puntos que en cada justa olímpica deben de ser cubiertos a cabalidad es la construcción de una Villa Olímpica para los atletas, oficiales de equipo, jueces y árbitros, personal de la prensa y adicional a todo los participantes de la Olimpiada Cultural, para lograr este cometido se proyectaron dos conjuntos habitacionales, la Villa Olímpica libertador Miguel Hidalgo (ubicada en Cuicuilco), donde los atletas, oficiales de equipo y prensa fueron alojados y la Villa Narciso Mendoza (ubicada a 9.6 kilómetros de la primera, en Coapa), donde se ubicó a 1668 jueces y oficiales y a 1150 participantes de la Olimpiada Cultural.


El gran acierto para la concepción de las Villas Olímpicas fue que el Comité Organizador las proyecto de tal manera que una vez que los Juegos Olímpicos fueran terminados, éstas se destinaran como desarrollos habitacionales, es decir; que los departamentos de ambos complejos fueran puestos a la venta una vez concluida la Olimpiada. El Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (BANOBRAS), financió la construcción de la Villa Libertador Miguel Hidalgo (la de Cuicuilco), así se lograba que el Comité Organizador se encargara de las adaptaciones para el servicio Olímpico, pagando por concepto de renta, el interés correspondiente a la inversión realizada, ocurriendo lo mismo para la Villa Narciso Mendoza, quedando ambos proyectos a cargo de la Secretaría de Obras Públicas.

“Vimos con BANOBRAS los programas que tenían de Vivienda de Interés Social: ustedes tienen de todas maneras tres unidades proyectadas, constrúyanos una cerca de la Ciudad Universitaria, la usamos como Villa Olímpica, se las alquilamos dos meses, obtienen ustedes ese ingreso, les cuesta menos y no gastamos en una Villa Olímpica. Así se hizo, le pagamos 30 millones de pesos de renta por dos meses y después Banobras la vendió como unidad habitacional. Desde entonces así se hacen las Villas Olímpicas. Esa solución financiera, fue mexicana, gracias claro también a nuestro sistema de gobierno, porque había unidad. Lo mismo la clínica necesaria para la Villa Olímpica, yo no tenía necesidad de: organizar una clínica, contratar los médicos, las enfermeras, comprar equipo, construirla para dos meses, lo traté con el Seguro Social. Ustedes una de sus clínicas de zona, háganla en la Villa Olímpica, yo pago los salarios, pago todo eso dos meses, pero ya se queda de uso urbano, de uso de la ciudad. Nuestras inversiones se fueron bajando con respecto del presupuesto inicial.” Arq. Pedro Ramírez Vázquez Presidente del Comité Olímpico Organizador (COO).

Villa Olímpica Libertador Miguel Hidalgo, explanada principal.

(Imagen del Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada)

Villa Olímpica Libertador Miguel Hidalgo, proceso constructivo que empezó el 2 de mayo de 1967 y terminó el 12 de septiembre de 1968.

(Imágenes del Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada)

Villa Olímpica Libertador Miguel Hidalgo, explanada principal y edificios.

(Imagen del Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada)

Una de las esculturas de la "Ruda de la Amistad", Estación # 9 Estados Unidos Todd Williams (1939), construida a un costado de la pista de entrenamiento en la Villa Olímpica Libertador Miguel Hidalgo

(Imagen del Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada)

Imagen aérea de la Villa Olímpica Narciso Mendoza (ubicada en Coapa) donde se dió estancia a los participantes de la Olimpiada Cultural, jueces y oficiales.

(Imagen del Comité Organizador de la XIX Olimpiada)

En Villa Coapa (Narciso Mendoza) se dio estancia a los grupos de danza de la Olimpiada Cultural, en la imagen, (arriba, izquierda) un grupo de huicholes del norte de México; otro de peruanos (izquierda, centro) y cantantes de Nigeria (arriba).

(Imágenes del Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada)


Uno de los aspectos más importantes de la Villa Olímpica (la de Cuicuilco), fue el Club Internacional, espacio donde los atletas convergían en un ambiente de esparcimiento, tenía de todo, salas de descanso y de billar, cafetería y alberca exterior, además de un teatro al aire libre (anfiteatro) con capacidad de 800 personas, donde se presentaban desde grupos de rock hasta compañías de ballet.

El Club Internacional, inaugurado el 15 de septiembre de 1968, presentó 24 funciones del Festival Mundial del Folklore; 25 veladas ofrecidas por la Asociación Nacional de Actores y 9 representaciones organizadas por la Dirección de Acción Social del Departamento del Distrito Federal.” (Memoria Oficial de los Juegos de la XIX Olimpiada México 68 (1969), Volumen 2 La Organización Cap. 8 Las Villas Olímpicas pág. 7)

Club Internacional de la Villa Olímpica Libertador Miguel Hidalgo

(Imagen del Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada)

Salas de descanso del Club Internacional de la Villa Olímpica Libertador Miguel Hidalgo.

(Imagen del Comite Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada)

Salas de juego del Club Internacional de Villa Olímpica Libertador Miguel Hidalgo

(Imágenes del Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada)

Club Internacional, donde los atletas dedicaban al esparcimiento y convivencia

(Imágenes del Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada)

"La Villa Olímpica contó con un programa de diversiones muy variado, en el que se incluían eventos de la Olimpiada Cultura En su anfiteatro, próximo a las restauradas pirámides de Cuicuilco, se presentó el Ballet ldla de Suecia. El auditorio principal -con cupo para 800 espectadores- fue escenario de funciones nocturnas de grupos de “rock”, teatrales, o de músicos populares" (Memoria Oficial de los Juegos de la XIX Olimpiada México 68 (1969), Volumen 2 La Organización Cap. 8 Las Villas Olímpicas pág. 44)

Teatro al aire libre (anfiteatro) de la Villa Olímpica Libertador Miguel Hidalgo

(Imagen del Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada)

Cantantes y grupos presentándose en el anfiteatro de Villa Olímpica Libertador Miguel Hidalgo.

(Imágenes del Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada)

Toma aérea de la Villa Olímpica Libertador Miguel Hidalgo, abajo se puede observar el anfiteatro

(Imagen del Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada)


Otro aspecto interesante de la Villa, donde se acomodaron los atletas fueron las ruinas descubiertas de Cuicuilco.

“…fueron reconstruidas dos pirámides y explorada otra más, que fueron encontradas al iniciarse los trabajos de esta Villa, colindante con la riquísima zona arqueológica de Cuicuilco.” (Memoria Oficial de los Juegos de la XIX Olimpiada México 68 (1969), Volumen 2 La Organización Cap. 8 Las Villas Olímpicas pág. 2)
“Las excavaciones hechas en la Villa Olímpica descubrieron una parte del centro ceremonial de Cuicuilco, cubierto por la lava del Xitle desde el primer milenio A.C. Una de las pirámides, restauradas bajo la dirección de los arqueólogos, preside los entrenamientos de los atletas. (Estos campos de entrenamientos estaban equipados exactamente igual que los de competencias)” (Memoria Oficial de los Juegos de la XIX Olimpiada México 68 (1969), Volumen 2 La Organización Cap. 8 Las Villas Olímpicas pág. 27)

Equipo de Argentina en una sesión de entrenamiento de Atletismo

(Imagen del Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada)

“La Villa Olímpica fue proyectada como un complejo autosuficiente capaz de proveer a todas las necesidades de los participantes. En la capilla se celebraban los ritos de las principales religiones. Los locales concesionados, sujetos a un severo control de precios vendían diversos artículos, mientras que el servicio de información dispuso una mesa para cada deporte.” (Memoria Oficial de los Juegos de la XIX Olimpiada México 68 (1969), Volumen 2 La Organización Cap. 8 Las Villas Olímpicas pág. 17)

Tienda imagen izquierda, módulos de servicio imagen derecha

(Imágenes del Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada)

Capilla de la Villa Olímpica Libertador Miguel Hidalgo

(Imagen del Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada)


Hubo muchos invitados especiales que visitaron la Villa Olímpica durante la realización de las Olimpiadas, el interés por conocer a los atletas crecía, por lo que se hacían visitas guiadas al complejo.

“Todos los días, un gran número de invitados visitaba la Villa. Enfrente, el Príncipe Harald de Noruega y su esposa (arriba izquierda), María Félix, actriz mexicana (arriba derecha), el estupendo atleta Jesse Owens (abajo izquierda) y los príncipes de Mónaco (abajo derecha) departen con los atletas mientras hacen el recorrido del enorme complejo arquitectónico. .” (Memoria Oficial de los Juegos de la XIX Olimpiada México 68 (1969), Volumen 2 La Organización Cap. 8 Las Villas Olímpicas pág. 20)

Al parejo de los otros escenarios de entrenamiento de la capital, la Villa Olímpica fue testigo de los rigurosos ejercicios que se llevaban a cabo en casi todos los deportes. Un mes antes de realizarse los Juegos, los atletas entrenaban ya en los gimnasios, pistas, campos e incluso en las avenidas (prohibidas a la circulación de coches) de la Villa Olímpica.

Entrenamientos en las instalaciones de la Villa Olímpica Libertador Miguel Hidalgo

(Imágenes del Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada)


El evento más sensacional en la vida de la Villa Olímpica fue la recepción ofrecida a los recién casados Vera Caslavska y Josef Oldozil. Después de la ceremonia religiosa, celebrada en la Catedral Metropolitana, la espléndida gimnasta olímpica y el elegante corredor checo se tapan con un sarape mexicano, en el salón del Club Internacional.

Vera Caslavska y Josef Oldozil

(Imagen del Comité Organizador de los Juegos de la XIX Olimpiada)


Sin duda la Villa Olímpica ofrecía un lugar perfecto de estancia para los atletas que participarían en los Juegos, ya que en 1968, la ubicación de ésta se encontraba en las afueras de la bulliciosa Ciudad de México, construida entre las espléndidas ruinas de Cuicuilco y ofreciendo todas las amenidades y facilidades posibles, este era un escenario para un auténtico intercambio fraterno y cultural de los atletas, en el siguiente video que les dejo podrán ver el ambiente que se vivió durante los Juegos de la XIX Olimpiada México 68.

Para ver la parte VI selecciona AQUÍ.

53 vistas

© 2020 por RunTimeMX.  Para Preguntas /  Contáctanos en contacto@runtimemx.com

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco